Talleres de Disciplina Positiva para padres, madres y profesionales

En mis intervenciones con niños y adolescentes, sus familias siempre han formado una parte necesaria para alcanzar objetivos y afianzar pautas de conducta y de comunicación que aseguren el éxito de estas intervenciones. Como persona inquieta, me he interesado por otros campos de la Psicología y las terapias, como ha sido la Sistémica, la Neuroeducación y, más recientemente, la Disciplina Positiva.

La Disciplina Positiva es una forma de entender la educación y la crianza de los hijos desde la firmeza y la amabilidad. Con ella, los premios y castigos se sustituyen por comprensión y diálogo. En estos talleres aprenderemos a cambiar nuestra forma de relacionarnos para conseguir una crianza más respetuosa con nuestros hijos y con nosotros mismos.

Realicé la formación como facilitador de Disciplina Positiva en el año 2018 y desde entonces realizo asesoramiento a familias aplicando sus principios y, junto a mi compañera Sara Gálvez, llevamos a cabo talleres para padres, madres y profesionales. Tenemos predilección por los grupos pequeños donde, a través de ejercicios, les dotamos de herramientas y recursos para resolver conflictos y complejidades con los chicos. Estos talleres cubren las siguientes temáticas:

  • Disciplina Positiva General (un primer acercamiento)
  • Alternativas a los castigos (I y II)
  • ¿Rabietas?
  • Conseguir que nos entiendan
  • Ser modelos para nuestros hijos
  • Entender y acercarnos a los adolescentes
  • Hablar y acompañar a los adolescentes
  • Disciplina Positiva en el aula
  • ¡Los temas que nos propongas!

Solemos realizar estos talleres los sábados, en Málaga capital, pero si quieres que vayamos a tu barrio, institución, ciudad,… ¡Escríbenos! Seguro que podemos hacer algo juntos.

Talleres para familias

Varias veces al año aprovechamos las oportunidades que nuestro contexto nos da y organizamos sesiones para trabajar en familia aspectos emocionales, comunicacionales y de crianza, en la que, sobre todo, jugamos y nos vemos en circunstancias poco habituales entre padres e hijos.

Nos vamos al campo, a la playa, a algún pequeño pueblo o incluso a museos. En estos lugares utilizamos juegos de orientación, de expresión artística (plástica o dramática), fotografía, identificación en la naturaleza (en estos últimos, nos suele acompañar Francisco Castillo, aportándonos sus conocimientos sobre la flora y fauna) y muchas más actividades, las cuales renovamos cada año.